es constitucional, no confundas

¿El futuro está en el pasado?

Publicado: 2014-06-10
He sacado del baúl una entrevista que le hice a Javier Diez Canseco en febrero del 2006 y se publicó en El Peruano. Tal vez sea nostalgia. No lo sé. Pero el Susana si se atreve, me ha movido mis conchitos. No es un simple eslogan. Es la visión de un grupo de peruanos y peruanas que quiere tomar el toro por la astas y gobernar nuevamente la capital de todas las sangres. Por eso recordé a Javier, "el cojo" como le decía mucha gente. Porque una buena gestión pública tiene que tener una visión del país y ciudad que queremos. En la entrevista habla de su decisión de crear el Partido Socialista, su error de ser congresista y ser discriminado por su discapacidad. Esta es la primera parte.

Usted dice que los políticos progresistas tienen la obligación de ofrecer un cambio ¿cuál será el suyo?
En primer lugar, un cambio múltiple: en lo político, económico, social, y por supuesto, en lo cultural y moral. El principal, es construir un Perú para todos, sin exclusión sino incluyente.
Pero los excluidos no empatan con usted...
Bueno, eso obedece a múltiples elementos. En primer lugar, existe un desgaste político. Y aunque yo he vivido enfrentado a este sistema político, existe la percepción general que soy parte de él. Aunque a mí el sistema me ha suspendido del Congreso más de un año, ha quemado mi auto, ha dinamitado mi casa. Hay sectores muy interesados en que se me vea así...
¿No se siente parte del sistema?
En lo absoluto. He peleado contra él y he buscado cambiarlo, he denunciado y he propuesto cambios y transformación. Lo que yo tengo es un cargo de elección popular que no me compromete con ningún gobierno de turno...
¿Ni con el Estado?
No me compromete con el gobierno ni con sostener este sistema de manejo. Si este país sabe algo sobre lo que ganan los parlamentarios, los privilegios indebidos que han tenido, y si alguien se ha parado en el pleno del congreso a enfrentar esos presupuestos he sido yo.
Usted ha creado varios partidos políticos ¿el Partido Socialista será el último?
No es cierto. Yo he militado en una sola organización de izquierda que ha ido configurándose con el mismo grupo de origen: Vanguardia Revolucionaria. Éste se integró al Partido Unificado Mariateguista, y éste a su vez al Socialista. Yo no he sido parte de varias organizaciones ni he saltado por varias de ellas. Impulsar un partido socialista es otra vez un intento por agrupar sectores más amplios que lo que se mantenía en el PUM.
¿Qué capacidad hay que tener para gobernar?
La principales, son una combinación de amor y compromiso por la gente de nuestro país; sentido común; voluntad política de hacer las cosas con justicia; y no aceptar las prebendas de los poderosos.
¿Tiene esas capacidades?
Si y creo que tengo otra adicional que es la convicción de que el drama que tiene el Perú es que ha tenido, a través de toda su historia, una clase dominante y no dirigente. Lo que el Perú necesita es un liderazgo que tenga una visión de qué país quiere construir.
Ser propositivo ¿le parece una cualidad necesaria?
Es evidente, la proposición es la propuesta y la visión de país.
Usted es fiscalizador...
Depende, porque cuando uno denuncia una cosa, plantea otra. Cuando denuncio que en el caso Wiese se nos pretende hacer pagar 300 millones de dólares, digo a su vez que ese dinero no debe ser pagado y debe invertirse en educación y salud que el país necesita.
¿El sentido común es una cualidad que lo caracteriza?
Yo creo que sí.
Crear un partido socialista ¿le parece oportuno?
Absolutamente. Yo creo que una opción de justicia social que pone por delante los intereses sociales es una enorme fuerza en el Perú de hoy y creo que tenemos una extraordinaria posibilidad.
Aunque las mayorías no se identifiquen...
Yo creo que en un país donde las máscaras han generado en la gente una desconfianza profunda por los políticos, es necesario enfrentar las cosas sin máscaras, con propuesta. Si los peruanos quieren insistir en elegir a los que viven ofreciendo exactamente lo contrario de lo que van a hacer, son libres de hacerlo. El Perú vive un fenómeno psicológico que hay que analizar en profundidad. La gente quiere creer en algo que no existe, y quiere construirlo con su imaginación. Yo no voy a presentar una imagen distinta a lo que soy.

Escrito por

Susana Mendoza

En estos tiempos del Perú, ya es necesario contar historias de personas que trabajan en la administración pública con honestidad.


Publicado en

La peor de todas

Un blog de Susana Mendoza